Blog / Cuida tu alimentación esta Navidad
3 febrero, 2016
Cuida tu alimentación esta Navidad

La Navidad es la época festiva del año que más invita a relacionarse con familia y amigos entorno a la comida. Tendemos a comer, desmesuradamente y sin control, alimentos generalmente muy calóricos…

Family With Grandparents Enjoying Christmas Meal At Table 
La Navidad es la época festiva del año que más invita a relacionarse con familia y amigos entorno a la comida. Tendemos a comer, desmesuradamente y sin control, alimentos generalmente muy calóricos mezclados con vinos y licores que aumentan el peligro de coger unos quilitos de más durante estos días y a incrementar la consiguiente sensación de culpa.

Por eso la psicóloga Gema Martín de la Sierra propone en su blog una serie de recomendaciones para evitar esas temidas consecuencias de las copiosas cenas, comidas y encuentros navideños entorno a la alimentación. A continuación os ofrecemos un resumen de lo que debemos tener en cuenta para disfrutar de estas fiestas sin remordimientos.

1. Cuánto más rápido vayas, más ingerirás. Serénate antes de comer y no comas discutiendo o lo hagas con poco tiempo.

2. Cuánto más variada en colores, sabores, olores, sea la comida, más comerás. El atractivo para tus sentidos se traduce en calorías de más.

3. Evita el ayuno, antes o después de una comida copiosa, como una forma de compensar la sobre ingesta calórica, porque si ayunas antes de la comida, provocarás el atracón y la culpa.

4. Practica “Awareness”, atención plena a lo que estás degustando y podrás detectar las señales de saciación que el cerebro te envía. Si hablas mientras comes, sin ser consciente de los sabores, ingerirás un exceso bastante considerable de comida. Es decir “o hablas o comes”.

5. Di no a las invitaciones de “Pica algo”. Aprende a guiarte por sensaciones corporales, y no por el reloj.

6. Cuando abras la nevera, que estará repleta de sobras, pregúntate: ¿Tengo hambre física o emocional?. Quizás sea sólo aburrimiento, frustración, enojo. y “ese hueco, no se llena con comida”.

7. Vigila a los más pequeños. El “por un día” en unas fiestas tan largas como estas se puede traducir en: gastroenteritis, indigestiones y calorías de más. Enséñales que incluso en fiestas, se pueden seguir guardando buenos hábitos.

8. Durante estas fiestas, casi todas las reuniones son cenas, por lo que sabes que comerás más pesado a esta hora del día. Lo ideal es equilibrar la ingesta de calorías con un desayuno equilibrado, un almuerzo ligero, como por ejemplo un caldo o una ensalada, pollo al horno o vegetales, para por la noche tener un poco más de libertad, pero siempre con moderación.

9. Es importante disfrutar de estas celebraciones con nuestra familia y amigos pero más importante es ser conscientes de que al comer todos estos platos tradicionales, debemos controlar la cantidad que ingerimos. No abuses de los aperitivos y de los postres.

10. Es lógico que en Navidad queramos aprovechar toda la gastronomía típica de la época, pero no podemos comernos una pastilla de turrón al día, o un panettone de postre cada día, prueba y disfruta, pero con calma y medida.

11. Por otro lado, y no menos importante, está la bebida. Los cócteles (en especial los dulces) tienen muchísimo azúcar y calorías, es mucho mejor optar por una cerveza, una copa de vino o de cava, un gin-tonic (tan de moda en estos días) o un whisky solo. De nuevo con moderación y sin olvidar que el alcohol suma masa a la balanza calórica.

12. Y una cosa más, estos días coinciden para muchos días de descanso familiar, pues aprovecha para caminar, pasear, hacer ejercicio con toda la familia, y así compensar los efectos de los excesos alimenticios. Incluso un paseo después de una cena copiosa, facilita la digestión y metabolización de los alimentos.

13. Las personas mayores tienen el problema añadido de dolencias, que influyen de forma negativa en las copiosas comidas de estas fechas. No deben de combinar demasiados carbohidratos con proteínas (carnes y pescado), no por ser una mezcla perniciosa, sino por el tremendo esfuerzo digestivo para el estómago, que se traducirá en pesadez, ardores…. y sobre todo cuidado con los dulces, ya que la mayoría de personas mayores sufren problemas de azúcar en sangre.

14. No hay que eliminar totalmente los hidratos de carbono (el pan, las patatas…) más bien tomar una pequeña ración, sería lo ideal. En Navidad se suele abusar del pan en canapés, con patés…. En las personas mayores se debe de controlar todo el año el exceso de pan y optar por el pan integral.

15. Hay que tener en cuenta que las personas mayores tienen una dentadura más delicada, la carne por tanto debe de ser tierna y sin grasa.

16. Y sobre todo y en general para mayores, niños y adultos, que no falten los vegetales y las frutas. La piña es una fruta baja en azúcar, con efecto diurético, que ayuda bastante a las digestiones pesadas.

Categorías

Últimas entradas

Síguenos en

Articulos relacionados

Blog Los más peques - 22 marzo, 2016
  Se acerca la Navidad. De hecho la televisión, la música en las calles y la decoración navideña por...
Blog Celíacos - 3 febrero, 2016
El pasado mes de octubre, el periódico ABC publicó un interesante artículo sobre un reciente estudio que desmiente la...
Blog Mi tupper - 3 febrero, 2016
El Sushi es un plato procedente del Japón, una de las recetas más populares de la gastronomía japonesa que...