Blog / Cuidado con las terapias “milagro”
22 marzo, 2016
Cuidado con las terapias “milagro”

La moda de estar cada vez más sanos por dentro y por fuera a través de ayudas no naturales cada día llega más lejos. Tanto que a veces no tenemos en cuenta las consecuencias que todo ello nos puede traer a corto y largo plazo. Para empezar debemos saber que los “efectos milagrosos” no existen […]

Magen-Darm Schmerzen - anatomische 3D-Illustration

La moda de estar cada vez más sanos por dentro y por fuera a través de ayudas no naturales cada día llega más lejos. Tanto que a veces no tenemos en cuenta las consecuencias que todo ello nos puede traer a corto y largo plazo.

Para empezar debemos saber que los “efectos milagrosos” no existen y que no hay nada que se pueda conseguir para mejorar nuestra salud sin un mínimo esfuerzo. Ahora la última moda es lahidroterapia de colon. Una práctica que tiene sus beneficios si está bien aplicada pero que también cuenta con reacciones adversas peligrosas que pueden ir desde calambres intestinales hasta nauseas, pasando por insuficiencia renal y hepática, según un análisis publicado en ‘The Journal of Family Practice’ .

Esta técnica consiste en limpiar el intestino grueso del material de desecho que no se evacua y queda adherido entre las paredes y pliegues colónicos. Según las clínicas que realizan este tratamiento, sus efectos beneficiosos, aplicado correctamente y de manos de médicos expertos, puede mejorar problemas relacionados con el aparato digestivo además de influenciar positivamente a otros órganos gracias a la disminución de presión en la zona intrabdominal. Entre sus beneficios también se pueden destacar otros de ámbito más emocional ya que se considera que el intestino grueso también se encarga de evacuar el sobrante de hormonas de las emociones como la serotonina, acetilcolina, noradrenalina… Aunque realmente no está científica ni medicamente probado.

Esta obsesión por el cuidado personal y los efectos saludables inmediatos de esta práctica lleva a mucha gente a realizarse la irrigación en su propia casa sin tener en cuenta el peligro que conlleva, puesto que la inserción de tubos y el uso de hasta 60 litros de líquido puede causar también perforaciones en el colon, tal y como explica el estudio.

Para los especialistas el principal problema es que no hay una suficiente educación sanitaria sobre el tema, lo que empuja a muchas personas a realizar temeridades creyendo que así están mejorando.

Aunque todavía no se han comprobado del todo los beneficios exactos de esta técnica, los especialistas recomiendan la vía tradicional para mantenernos limpios y sanos por dentro, ya que es trabajo de nuestro intestino expulsar aquello que no le vale y, si no se consigue, mejor consultar a un médico antes de realizar tratamientos por nuestra cuenta poco avalados científicamente.

 

Fuente: elmundo.es

Categorías

Últimas entradas

Síguenos en

Etiqueta

Articulos relacionados