Blog / Evitar los atracones en fiestas
19 diciembre, 2016
Evitar los atracones en fiestas

Comilona tras comilona, los días de Navidad sobrecargan nuestro organismo debido a las comidas copiosas. Con aperitivos, primer plato, platos principales y postres, una comida en los días de Navidad puede alcanzar fácilmente las 4.000 o 5.000 calorías. Por eso es imprescindible comer con cabeza e intentar seguir estas pequeñas pautas: – No debemos ir […]

familia comiendo unida el día de Navidad

Comilona tras comilona, los días de Navidad sobrecargan nuestro organismo debido a las comidas copiosas. Con aperitivos, primer plato, platos principales y postres, una comida en los días de Navidad puede alcanzar fácilmente las 4.000 o 5.000 calorías. Por eso es imprescindible comer con cabeza e intentar seguir estas pequeñas pautas:

No debemos ir a las comidas con hambre, especialmente si son cenas, ya que después nos iremos a dormir. Por eso es imprescindible tomar alguna infusión o yogur desnatado, que hará que ya lleguemos un poco saciados.

– Si queremos disfrutar de todos los platos que se nos presenten y llegar hasta los postres debemos medir las cantidades de forma adecuada. Es mejor comer poca cantidad de todo que no empezar con grandes porciones de los primeros platos y llegar llenos a los postres.

– Es conveniente que entre toda la oferta de platos grasos encontremos algunos vegetales, ya sea en forma de ensalada, a la plancha o escalibados. Bien pueden ser como acompañamiento o como plato único, comer vegetales nos ayudará a no sentirnos tan pesados.

Bebe agua durante las comidas o no bebas más de una copa de vino. Es agradable hacer los brindis con vino o con cava, pero seguro que el día siguiente agradecerás no haber bebido más de la cuenta.

– Una buena idea es tomar piña como postre. Al ser ligera nos ayudará a digerir mejor a comida y nos hará sentir llenos y no comer tantos dulces después.

– Recuerda que los turrones, mazapanes y otros dulces, aunque son pequeños en tamaño, son muy calóricos por lo que es recomendable comerlos en pequeñas porciones.

– Si prevés que las comidas de esos días van a ser copiosas, intenta moderar la dieta y comer alimentos bajos en grasas el resto de días para evitar un aumento de peso.

– Cuando la comida se celebre en tu casa, reparte las sobras entre los asistentes. Así evitarás estar comiendo restos grasos durante los días siguientes, el cochinillo asado está delicioso, pero no es lo mejor para mantener la línea.

Articulos relacionados

Este mes os ofrecemos una propuesta de receta con un toque que hará que el plato sea más atractivo...
Blog Cuídate - 22 marzo, 2016
  Las grasas o lípidos, que se obtienen de los alimentos vegetales o animales, son necesarias para nuestro cuerpo...
Blog Calidad Alteza Recetas - 22 marzo, 2016
Para finalizar de forma espléndida una comida o cena te proponemos una receta dulce y crujiente, que hará las...